Un bautismo de buceo es una actividad de iniciación al buceo que te permite sumergirte y explorar por primera vez las maravillas del mar. Es una actividad perfecta para probar de forma sencilla la increíble experiencia de respirar bajo el agua.

Una de las más comunes y mejores formas de iniciarse al buceo, ya que da la posibilidad a través de la experiencia directa de descubrir si te gusta o no bucear.

Que sepas que en la mayoría de las veces se trata de una experiencia memorable que suele enganchar al mundo del buceo todo aquel que la prueba.

Requisitos para hacer un bautismo de buceo

El bautismo de buceo es una actividad que puede hacer casi cualquier persona, pero lo cierto es que sí existen unos requisitos que debes respetar a la hora de irte a bucear:

  • Saber nadar
  • Cumplir con la edad mínima de 10 años
  • Presentar un certificado médico para el buceo recreativo
    En el siguiente mapa podéis encontrar un listado de los médicos especialistas en el territorio Español:

Actividades teóricas y prácticas

Todo bautismo de buceo está impartido por instructores de buceo cualificados que supervisan la actividad y os acompañarán en cada momento de vuestra experiencia de buceo y a menudo es una actividad que se suele hacer en grupos con personas, que igual tú, están probando por primera vez el buceo.

Se divide en dos partes:

  1. Teoría
  2. Práctica

La parte teórica del buceo dura unos 20 minutos y asienta las bases del conocimiento que necesitas para disfrutar de tu breve experiencia de buceo en total seguridad. Tu instructor te contará las características básicas de tu equipo de buceo, te enseñará las señales más importantes del lenguaje de buceo, así como las técnicas fundamentales de aleteo y las maniobras más sencillas de compensación de los oídos

Sucesivamente tu instructor pasará a la parte práctica del bautismo que dura unos 30/50 minutos y se suele hacer en el mar en aguas cerradas o en una piscina a poca profundidad.

Este es el momento en el que empieza la magia subacuática. Podrás familiarizarte a nivel práctico con el equipo de buceo que llevas puesto probando junto con tus compañeros el regulador, elemento esencial de tu equipo que hace posible que respires bajo el agua.

Cuando te sientas cómodo habrá llegado el momento de empezar el descenso con tu instructor entre los 5 y los 12 metros de profundidad. Harás tu primer paseo submarino y empezarás a explorar el mundo subacuático descubriendo algunas extraordinarias plantas y animales que habitan el mar.

¿Es necesario hacer un bautismo antes de obtener una certificación de buceo?

Si ya sabes que el buceo te va a enganchar no es indispensable hacer un bautizo de buceo antes de cursar una certificación de buceo de primer nivel. Pero si no estás seguro y quieres intentar hacer una actividad que requiera menos compromiso de una certificación, sin ninguna duda optar por un bautismo es muy buena idea.

Un bautismo de buceo nunca se olvida ¿por qué no nos cuentas tu experiencia en los comentarios? ⬇️